DIAUNO

El tiempo - Tutiempo.net

El comportamiento que tendrán los ríos Uruguay y Paraná

Luego de un largo período de ríos bajos, se pronostican lluvias superiores a los promedios históricos para los próximos meses. El Instituto Nacional del Agua (INA), organismo encargado de monitorear el comportamiento de los ríos de la Argentina, acaba de emitir un nuevo informe relacionado con las perspectivas hidroclimáticas en la cuenda del Plata, que incluye al río Paraná y los posibles escenarios para el trimestre agosto-septiembre-octubre de 2023.
Facebook
Twitter
WhatsApp

El déficit hídrico sigue preocupando al sector productivo de gran parte del país. Para los próximos días no se anticipan lluvias. Desde los organismos que analizan el estado de los ríos, anticipan que la bajante continuará en el Paraná y Uruguay.

En detalle, en el río Paraná en territorio argentino las lluvias fueron escasas o nulas. La región continúa en una condición deficitaria predominante. Por su parte, el Instituto Nacional del Agua (INA) anunció que en el tramo La Paz – Santa Fe, los niveles hidrométricos se observaron en descenso. Actualmente, están posicionándose en aguas bajas.

Luego de un largo período de ríos bajos, se pronostican lluvias superiores a los promedios históricos para los próximos meses. El Instituto Nacional del Agua (INA), organismo encargado de monitorear el comportamiento de los ríos de la Argentina, acaba de emitir un nuevo informe relacionado con las perspectivas hidroclimáticas en la cuenda del Plata, que incluye al río Paraná y los posibles escenarios para el trimestre agosto-septiembre-octubre de 2023.

Según el último informe del INA, el estado actual de situación en esta región “corresponde a una transición hacia una fase Niño y existe una probabilidad del 96% de desarrollo de una fase El Niño durante el trimestre agosto-septiembre-octubre”.

De esta manera, “podría promover mayores lluvias en los tramos medios de los ríos Paraná y Uruguay. Con respecto al pronóstico trimestral, se prevé un trimestre con precipitaciones superiores a lo normal en la cuenca superior del río Uruguay, cuenca del río Iguazú, y para los tramos Alto y Misionero-Paraguayo del río Paraná”.

El INA sostiene que “el almacenamiento y la capacidad de regulación del Alto Paraná, se mantienen próximos o en valores operativos normales, con descenso estacional fuertemente regulado, actualmente oscilante en aguas medias bajas”.

El INA “estima que los valores mínimos que puedan alcanzarse sobre los tramos argentinos del río Paraná durante el fin del estiaje, en la transición invierno/primavera, serán sensiblemente superiores a los de los tres años precedentes”.

Por otro lado, “es probable que puedan observarse, ascensos ocasionales en aguas medias/medias altas o repuntes acoplados sobre el descenso estacional de base, por incrementos bruscos y eventuales de la afluencia del río Iguazú o del sector no regulado, con más probabilidad hacia la primavera”, señala el organismo.

“El río Uruguay se observa con caudales normalizados en aguas medias e incremento sostenido del aporte de base, por recarga significativa en respuesta a anomalías positivas de precipitación, durante julio”, indicó el INA.

“El almacenamiento persiste próximo al valor operativo normal en los principales reservorios de la cuenca alta. Por tanto, se observa poca capacidad de atenuación a eventos precipitantes significativos sobre el Alto y de ahí, mayores chances de repuntes significativos”, informó el organismo.

La bajante se mantiene, pero lejos del nivel récord que alcanzó hace dos años. La falta de lluvias en la cuenca sigue siendo uno de los principales problemas.

Actualmente, se encuentran en aguas bajas los niveles en casi todo el tramo hasta la cabecera del Delta.

El documentó reflejó que la situación es nuevamente de aguas bajas, pero no tan grave como la bajante histórica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio