DIAUNO

El tiempo - Tutiempo.net

Hay varios santafesinos bajo la lupa por el homicidio de “Petaco” Barrientos

Facebook
Twitter
WhatsApp

La investigación por el homicidio de Barrientos tuvo un avance significativo el miércoles con los múltiples allanamientos realizados en la ciudad de Santa Fe, de donde se sospecha que provinieron los ocho sicarios que actuaron el 18 de febrero en la casa quinta que el exjefe de la barra de Patronato tenía el Colonia Ensayo.

Tal como informó Uno Entre Ríos, se apuntaba a un narco de la vecina capital, radicado hace varios años en Paraná donde maneja gran parte del mercado de drogas. Ahora, se supo que este hombre y su hermano son quienes están en la mira de la pesquisa como autores o instigadores del asesinato. Asimismo, el preso que requisaron es un hombre con experiencia en delitos violentos.

La causa está a cargo del fiscal de Diamante, Gilberto Robledo, quien junto a personal de la División Homicidios (Dirección Investigaciones) no cesaron en la búsqueda de pruebas para hallar a los autores del crimen durante estos tres meses.

Los allanamientos autorizados en la por el juez santafesino, Jorge Patrizi, tuvieron lugar en calles San Lorenzo al 5.600, Vieytes y Pasaje Paraguay (del Fonavi Don Bosco), Zavalla al 7.200, Larrea al 5200 y Lavaise y Pasaje Paraguay.

El sitio Zona Crítica Online publicó que, respecto al allanamiento en un establecimiento carcelario realizado por el personal de la División Homicidios de la Policía entrerriana junto a sus pares de la fuerza santafesina, se buscó pruebas en poder de un hombre de 40 años que actualmente está preso en el Pabellón 1, Módulo C de la Alcaidía de Las Flores, identificado como Orlando Damián G., apodado Chanchi, ingresado en marzo pasado por varios delitos relacionados a la privación de la libertad.

Los investigadores creyeron ubicarlo en su domicilio de Lavaisse y Pasaje Paraguay, donde convivía con Jésica Guadalupe P., de 35 años. Allí sí encontraron 841 gramos de cocaína, una balanza, 2 celulares, 61.000 pesos y una tarjeta de memoria. La mujer quedó detenida a disposición del Juzgado Federal 2 de Santa Fe, precisó Zona Crítica.

Se sospecha que en el domicilio de Chanchi se refugiaban alternativamente dos hombres que habrían tenido que ver con el ataque sicario.

Asimismo, se agrega que se sigue la pista de dos santafesinos (familiares entre sí) que durante muchos años vivieron en Paraná y crecieron patrimonialmente en base a grandes atracos y la provisión de insumos para fabricar drogas, de acuerdo a lo informado por fuentes policiales. Uno de ellos es de apodo “Cepillo” y su hermano es conocido como “Josi”. También apuntaron a ellos en la investigación del triple crimen ocurrido en Paraná el 15 de noviembre de 2020, cuando fueron asesinados Laureano Morales, Germán Herlein y Cristian Barreto, mientras que el hermano de este, Víctor Barreto, otro peso pesado en el ambiente del mercado de drogas, sobrevivió de milagro.

Desde hace un tiempo, “Cepillo”, que ha sido condenado por un violento asalto en la ciudad de Crespo, volvió a Santa Fe, se radicó en el barrio San José y siguió trabajando junto a su hermano.

A “Josi”, a quien buscaban los investigadores del caso Barrientos, junto con Juan Carlos M. lo solían ver junto a Oscar “el Gordo Lechuga” Gómez, un narco que hace poco fue nuevamente detenido por agentes antinarcóticos de la AIC cerca de la ciudad de Recreo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio