DIAUNO

El tiempo - Tutiempo.net

Los hackearon y piden que el banco se haga cargo del préstamo a los estafadores

"No tenemos ahorros, mi marido trabaja en construcción y yo soy empleada de una empresa de limpieza. Desde el Banco Galicia dicen que lo tenemos que pagar nosotros. No lo podemos creer, no queremos que nos devuelvan la plata que nos sacaron antes pero que se dé baja el restamos que habilitaron. A nosotros ya nos figura para pagar la primera cuota en septiembre", explicó.
Facebook
Twitter
WhatsApp

Una pareja de Santa Fe fue víctima de una estafa. Le hackearon la cuenta bancaria, la billetera y Mercado Pago. Les sacaron un préstamo y ahora reclaman que el banco se responsabilice del dinero.

Una pareja fue víctima de una estafa. Al hombre que es trabajador de la construcción, le hackearon la cuenta del banco Galicia, Billetera Santa Fe y Mercado Pago. Le sacaron un préstamo con la cuenta bancaria, el banco lo otorgó y ahora no se responsabiliza del dinero entregado a los hackers.

La esposa del hombre estafado dijo que a su esposo que trabaja en la construcción, le prohíben usar el celular y días pasados, en un momento de descanso miró el teléfono y se encontró con que tenía mensajes del banco que le comunicaba el otorgamiento del préstamo, que jamás pidió, y la transferencia inmediata del mismo.

«No tenemos ahorros, mi marido trabaja en construcción y yo soy empleada de una empresa de limpieza. Desde el Banco Galicia dicen que lo tenemos que pagar nosotros. No lo podemos creer, no queremos que nos devuelvan la plata que nos sacaron antes pero que se dé baja el restamos que habilitaron. A nosotros ya nos figura para pagar la primera cuota en septiembre», explicó.

A la víctima le sacaron un total aproximado de 80.000 pesos de la cuenta sueldo, de la billetera y de Mercado Pago. El préstamo que el banco le dio a los estafadores es de 500.000 pesos que ahora la pareja debe devolver en 48 cuotas de 100 mil pesos: casi 5 millones de pesos. «Desde el banco dicen que lo tenemos que pagar nosotros», indicó la entrevistada.

«Ellos en el banco saben desde donde se hicieron la transferencia. En las cuentas, mi marido tenía todas las medidas de seguridad: código, huellas, token, ni yo se su contraseña. No queremos que nos devuelvan la plata, pero lo del préstamo nos arruinó. Tenemos tres chicos y hacemos un esfuerzo terrible, pagamos la educación de nuestros hijos», explicó la mujer a Aire de Santa Fe.

Finalmente, manifestó que como no tiene medios para pagar un abogado, el patrón de su esposo les ofreció el de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio