DIAUNO

El tiempo - Tutiempo.net

Obligaba a trabajar a su empleado sin luz y baño y ahora deberá pagarle una millonaria indemnización

Facebook
Twitter
WhatsApp

La víctima debía dejar a sus nietos trabajando los días en los que iba a visitar a su esposa enferma. Ocurrió en Córdoba.

Un empresario ganadero de Córdoba deberá indemnizar con $2.000.000 a su empleado luego de que la Justicia fallara en su contra por la denuncia de explotación laboral. El fallo llegó luego de que se demuestre que, durante varios años, lo obligó a trabajar de lunes a lunes en jornadas extensas además de en condiciones precarias, sin baño ni electricidad.

Hugo Omar Kuseman, de 82 años, fue imputado por trata laboral. El empresario está jubilado y es dueño de un establecimiento de cría de ganado bovino en la localidad Coronel Moldes. Según el fallo, el hombre contrató al denunciante y lo sometió al trabajo forzado. Por su parte, la víctima no renunciaba porque necesitaba el dinero, pero decidió huir y su hermana hizo la denuncia en la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre).

El caso

El trabajador se veía obligado a dejar a sus nietos de 13 y 17 años trabajando en su lugar los días en los que iba a visitar a su esposa enferma, lo que la fiscalía calificó como salidas «restringidas», según explicó el diario La Voz.

Policía de Córdoba. Foto Twitter: @PoliciaCbaOf                                                                Policía de Córdoba. Foto Twitter: @PoliciaCbaOf

Además, Kuseman se aprovechó de la situación de la víctima y «la explotó laboralmente, constatándose dicho accionar a través del pago de salarios insuficientes, haciéndole cumplir jornadas laborales sumamente extensas de lunes a lunes, sin gozar de francos que le permitieran el descanso, en condiciones de habitabilidad deplorables, sin baño instalado ni electricidad«, según indicó la fiscalía.

En tanto, el empresario cordobés fue imputado por el delito de trata de personas con fines de explotación laboral, pero solicitó la suspensión del juicio tras llegar a un acuerdo con la víctima y el fiscal general Maximiliano Hairabedian.

El fallo

El juez del Tribunal Oral Federal N° 1 Julián Falcucci aceptó la resolución y dictaminó que Kuseman indemnice a su exempleado con los $2.000.000 que deberá abonar en dos cuotas iguales y consecutivas hasta el último día de mayo. Además, el acusado también debe pagarle los $500.000 que pactaron en 2020 por “reparación efectuada en sede laboral”. Según se explicó en el fallo, el juez tomó la decisión de compensar a la víctima en vista de la avanzada edad del imputado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio