DIAUNO

El tiempo - Tutiempo.net

Palo y goma en Jujuy: reportaron heridos y detenidos

Efectivos de infantería de la policía jujeña se enfrentaron con los manifestantes, arrojando balas de goma y gases lacrimógenos, en un clima de tensión en las calles de la capital jujeña que se mantenía hasta esta tarde en las inmediaciones de la Legislatura.
Facebook
Twitter
WhatsApp

Efectivos de Infantería arrojaron balas de goma y gases lacrimógenos a los manifestantes que se dirigían a la Legislatura provincial, donde Gerardo Morales encabezó la aprobación de su cuestionada iniciativa. Más de 40 heridos, uno de gravedad por traumatismo de cráneo, y unos 17 detenidos es el saldo de las casi cuatro horas de represión que la Policía de Jujuy mantiene sobre manifestantes que protestan contra la reforma de la Constitución provincial, que fue aprobada y jurada este martes en la Legislatura local.

El avance policial comenzó poco después de las 11 de la mañana contra una nueva y multitudinaria marcha que congregaba a múltiples sectores de la sociedad en la capital jujeña, que protestaba contra la reforma en las puertas de la Legislatura local, mientras en su interior se aprobaba y juraba la nueva carta magna local. Efectivos de infantería de la policía jujeña se enfrentaron con los manifestantes, arrojando balas de goma y gases lacrimógenos, en un clima de tensión en las calles de la capital jujeña que se mantenía hasta esta tarde en las inmediaciones de la Legislatura.

Durante los incidentes, la policía arrojó capsulas de gases lacrimógenas, piedrazos con hondas y balas de goma, lo que sumaba una gran cantidad de heridos integrantes de distintos sectores.Asimismo, a la represión se sumaron efectivos del Grupo Especial Motorizado, mientras se agudizaban los enfrentamientos, pero esta vez en calles más alejadas de la Legislatura provincial. Uno de los manifestantes -perteneciente al Movimiento Argentina Rebelde (MAR), identificado como Nelson Mamaní- fue herido gravemente en la cabeza y trasladado en ambulancia al hospital Pablo Soria.

“Nelson está siendo intervenido quirúrgicamente porque le estalló en la cabeza una cápsula de gas que le provocó una herida grave. Ojalá todo salga bien porque en único responsable de todo esto es Gerardo Morales”, señaló a Télam Gladys Aramayo, integrante del MAR.

Por otra parte, organismos provinciales de derechos humanos denunciaron la detención de varios integrantes de la agrupación HIJOS-Jujuy, como Eva Arroyo, Carolina Luna, Néstor Mendoza, y Ana Uro, quienes participaban de la marcha.Desde el colectivo HIJOS advirtieron que tanto Arroyo como Uro son testigos con protección en causas por delitos de lesa humanidad que tramita la Justicia federal en la provincia de Jujuy.

A ellos se suman Claudia Ayarde, Ana Arroyo, Cintia Díaz, Analía Vilca, Sara Pérez, Juan José Flores, Mayra Vilca, Carolina Luna, Enzo Cruz, Agustina Gasparovic, Elsa Ochoa, Noemí Torres, e Irma Ramos, entre ellos varios docentes detenidos. “Hay muchos heridos de balas de goma y por los piedrazos que arrojó la policía apuntando a la cabeza”, indicó Fernando Acosta, integrante de ATE quien fue agredido con una capsula de gas en la sien.

En la sesión ordinaria, los convencionales constituyentes que responden a Morales aprobaron la marcha atrás en dos artículos vinculados a los pueblos originarios, como había prometido ayer el gobernador, pero se mantuvo la prohibición de cortes de calles y rutas. Los incidentes sucedían mientras docentes, pueblos indígenas, trabajadores estatales, organizaciones sociales y sindicales avanzaban por las calles de San Salvador de Jujuy con un “banderazo”, portando banderas argentinas.Las protestas en la provincia se replican con cortes de ruta en las localidades de La Quiaca, Abra Pampa, Humahuaca, Tilcara, Libertador San Martín, Suques, Caimancito, San Pedro, Fraile Pintado, y Purmarmarca, donde el pasado sábado se registró represión contra comuneros indígenas.

(Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio