DIAUNO

El tiempo - Tutiempo.net

Rotman solicita que se declare la Emergencia Social en Concordia

Facebook
Twitter
WhatsApp
El ex diputado provincial, Alberto Rotman (UCR), propuso que las autoridades municipales de Concordia convoquen, en el marco de la declaración de Emergencia Social, a distintos actores de la comunidad para gestionar las acciones necesarias que apunten a revertir la situación de pobreza y de indigencia en esa ciudad, en especial en el sector infantil
El ex legislador opinó que es necesario «convocar a la comunidad a involucrarse a través de sus instituciones intermedias, que junto a los partidos políticos de la oposición aporten ideas tratando de superar esta creciente situación de profunda desigualdad social antes que sea demasiado tarde, con las consecuencias que todos conocemos».
Rotman consideró: «Verdaderamente nos conmocionaron las cifras de pobreza infantil de Concordia que se difundieron oficialmente con un 69,9%, y un 16,5 % de indigentes divulgadas el mes pasado y desde allí, estamos esperando que el poder político de la ciudad y de la provincia, de alguna explicación creíble a la sociedad, ante semejante desgracia donde, siete de cada diez niños de hasta catorce años son pobres o indigentes.
Lo único que hemos visto de las autoridades es, al mejor estilo kirchnerista, guardar silencio, o culpar a errores en las mediciones o a la deuda externa heredada, o la inflación, o la sequía o la guerra, entre otros justificativos, pero ninguno se acuerda, o se hace cargo, de los últimos cuarenta años que el peronismo está gobernando Concordia en forma ininterrumpida desde el retorno de la Democracia», dijo.
Y agregó: «Lo más grave de todo esto, es que esos números fríos, representan a miles de niños que, a causa de su pobreza no reciben el trato y la alimentación suficiente para un desarrollo normal e integral, siendo la consecuencia de ello, entre otros, los daños irreversibles que se producen, especialmente en el desarrollo de las células del sistema nervioso central donde dejan secuelas definitivas. Este poder político parece ignorar las consecuencias en estas generaciones de niños, futuros jóvenes que crecerán con un cociente intelectual disminuido, explicando en parte, que 1 de cada 2 jóvenes no completen la escuela secundaria indico a Diauno.ar en un comunicado.
Hace cuarenta años que en forma ininterrumpida las distintas vertientes del peronismo gobiernan Concordia y como resultado final, nos están dejando una sociedad injusta y profundamente desigual, con más de cien mil ciudadanos sumidos en la pobreza e indigencia».
Rotman indicó más adelante: «De esta situación, el poder político no habla. Como única respuesta, la municipalidad inaugura, de vez en cuando, un comedor comunitario o un merendero, lo que está bien como medida coyuntural, pero no de fondo. Estos son solo parches, que actúan como mea culpa tratando de auxiliar a las víctimas producidas por su propia ineficiencia.
Pareciera que el plan para revertir la pobreza fuera solamente, alimentar esta pobreza y no, como debería ser, con una planificación seria y posible de cumplir».
En ese sentido, propuso: «El poder político debería declarar la emergencia social y convocar a la comunidad a involucrarse a través de sus instituciones intermedias, que junto a los partidos políticos de la oposición aporten ideas tratando de superar esta creciente situación de profunda desigualdad social antes que sea demasiado tarde, con las consecuencias que todos conocemos.
Nuestros gobernantes consideran que la pobreza es un castigo divino, entonces abandonan a los miles y miles de concordienses a un triste destino de desigualdad, de subsistir como puedan, condenando a sus hijos a la desnutrición, a la marginalidad, a la promiscuidad, al abandono escolar, a una sociedad desigual con un injusto futuro».
Finalmente interrogó «si nuestras autoridades son conscientes de esto. Debemos darle la razón a quienes piensan que utilizan la pobreza como herramienta electoral, sabiendo la dependencia – hasta el punto de la sumisión- que fabrican a través de los múltiples planes sociales que reparten como una dadiva, en vez de agudizar la mente, para crear formas de ingreso genuino. «Una dádiva no le permite a un individuo abandonar la pobreza ni estimular la movilidad social, esta sirve solamente para aliviar una situación coyuntural.  El pueblo de Concordia está esperando una explicación creíble y que se tomen medidas de fondo ante esta dolorosa situación que engloba a más del 50% de los ciudadanos, mientras las autoridades de gobierno miran para otro lado», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio