DIAUNO

El tiempo - Tutiempo.net

Supermercadistas de Concordia:»La devaluación nos agarró por sorpresa»

Facebook
Twitter
WhatsApp

Laura Kobrinsky es la presidenta del Centro de Autoservicios y Supermercados de Concordia (Casco), se refirió al aumento de los precios y la remarcación en concordia tras la devaluación impuesta por el Ministerio de Economía.Los supermercadistas de esa ciudad, como en el resto del país viven con incertidumbre la marcha de la economía.

En algunas ciudades de Entre Ríos, en los supermercados quitaron los precios de las góndolas y los clientes se enteran del monto de la compra al llegar a las cajas.Otros comercios de rubros diversos directamente no abrieron el lunes.

Kobrinsky dijo a LT15 que se está ante un escenario muy complejo. «La devaluación nos agarró por sorpresa. Abrimos las puertas y nos pasó que los proveedores nos suspendieron ventas porque no tenían precios», describió.

Según la representante de los supermercadistas, en Concordia no hubo cierre de comercios: «Se comentó que en Federación y Paraná se quitaron los precios de las góndolas pero no fue masivo. Aunque hay un gran desconcierto, cerrar no es una opción. No se baraja esa posibilidad».

En tanto indicó que la reposición de productos es incierta y no se sabe cuándo retomarán la venta de algunos rubros y se especula componer el precio con artículos importados. «Es difícil, tanto para el comercio como para el consumidor.El aumento de entre un 25 y un 33% es duro de asimilar», expresó.

En tanto indicó que no tienen posibilidad de realizar aumentos graduales ni de recibir pedidos anteriores con precios previos a la devaluación. «Lo nuevo vendrá al precio que salga y cuando llegue a la góndola lo tendremos que aplicar porque luego no se puede reponer y nos fundimos», explicó.

Sobre las ventas con tarjetas indicó que no han recibido aún ninguna directiva de los bancos y se está vendiendo con las modalidades habituales.

El precio de los productos frescos

Sobre los aumentos de la carne señaló que venía subiendo en las semanas previas y que esta semana el aumento fue brusco. «Estamos negociando con los proveedores un aumento gradual en frescos, lo que es posible por los vencimientos.Y seguimos manteniendo ofertas en frutas y verduras.En cuanto al pan se está hablando de aumentos pero no hay nada concreto aun y hay que esperar el comportamiento de los precios de las harinas.Por otra parte aún no hemos recibido las nuevas listas de lácteos, posteriores a la devaluación, por lo que no tuvieron impacto en la góndola, solo por el momento.

Futuro incierto

El problema es que al no recibir listas nuevas de precios, algunos comerciantes aumentan «por las dudas» porque saben que el incremento llegará.»Nosotros no somos formadores de precios y nuestros proveedores toman la devaluación del dólar oficial para aumentar las listas. La situación es muy compleja. Aun así el consumo no se ha frenado.Hay que caminar a buscar precios.

Sobre los paralelismos con 2001 y 2002 Kobrinsky dijo que la situación es similar aunque no hay hiperinflación: «Espero no lleguemos a eso», concluyó, publicó Diario Uno Entre Ríos.

 

Tarjetas de crédito: cuánto más cuesta financiarse tras suba de tasas del BCRA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio